[Este artículo se publicó originalmente en tumblr, en comoespinademaguey]

Ma titlahtocan itechpa in yollotl | Hablemos del corazón

Explica Patrick Johansson en varios textos que muchos de los términos en náhuatl que hablan de la cognición (es decir, de los procesos de conocer, saber y comprender las cosas) tienen la raíz yol, cuya forma abstracta, yollotl, signica corazón. Él dice que esto es porque “en el mundo náhuatl precolombino, un mensaje no se consideraba como comprendido hasta que no fuera sentido”.

Un ejemplo que él da para ilustrar esto es noyolquimati, que literalmente significa “mi corazón lo siente (o lo sabe)” y que se usa para decir “lo sé” y Johansson dice que eso muestra que en el contexto nahua un dato frío, procesado por la cabeza no basta, que apenas es comprendido cuando pasa por el corazón.

Johansson y Miguel León-Portilla han escrito sobre algunos de esos términos en varias publicaciones y acá vamos a tratar cada uno con su propio post para que el texto no sea muy extenso. Entonces, con esta breve introducción se inaugura la serie Ma titlahtocan itech in yollotl | Hablemos del corazón.

II

Nenoyolnonotza “dialogar con el corazón”: la reflexión

“…por muy lógico y racional que fuera el cuestionamiento reflexivo, el pensamiento indígena lo concebía como un diálogo entre el intelecto y la sensibilidad, entre la mente y el corazón. Reflexionar era dialogar con su corazón neyolnonotza, es decir, en este contexto, fundir la argumentación intelectualmente configurada en el crisol de la sensibilidad.”

Patrick Johansson, en ¿Ie ixiloiocan, yn imiyaoayocan oacico tlatolli? ¿Ya llegó a jilote, ya llegó a mazorca el discurso? Consideraciones epistemológicas indígenas en el libro IV de la Historia general. Publicado en Estudios de Cultura Náhuatl, vol. 35, 2004.

III

 

Nimoyolcuepa: cambiar de parecer.

La palabra nimoyolcuepa se usa para referirse a cuando cambias una decisión, o te arrepientes de algo. Se arma con el pronombre personal ni, “yo”; mo, que en este caso es un auxiliar reflexivo; yol, que es la raíz de yollotl, ‘corazón’ y el verbo cuepa, voltear, que por analogía también significa regresar o devolver, entonces nimoyolcuepa traducida muy literalmente diría “a mí el corazón se me da vuelta”.

Un dato para los que les guste jugar con el idioma. La palabra nimoyolcuepa está conjugada en la primera persona (con ese “ni” del principio) pero si se le cambia el prefijo se puede poner en cualquier otra. Acá pueden encontrar los pronombres personales y un ejemplo y acá se puede encontrar el método para pasarla a futuro.

Para pasarla a pasado en las tres personas del singular sólo tendrían que poner la letra “o” al principio y quitar la última vocal, entonces, en primera persona queda onimoyolcuep, yo cambié de parecer. En segunda persona otimoyolcuep, cambiaste de parecer y en tercera omoyolcuep, (él o ella) cambió de parecer.

 

IV

Niyolcuecuechca: estoy nervioso (a).

Nimoyolcuepa se puede traducir como “estoy nervioso” (o nerviosa, claro) y literalmente significa “mi corazón tiembla”. Se arma con el pronombre personal (en este caso “ni”, yo, pero se puede cambiar por cualquiera de los otros), luego viene la raíz yol, de yollotl, corazón y por último el verbo cuecuechca, tiembla.

 

V

Yollotlacaquini: experto, perito. (literalmente, “el que escucha al corazón”).

Volviendo con la serie de las palabras que usan la raíz yol de la que se deriva yollotl, corazón y yoli, vivir, hoy tenemos yollotlacaquini que designa a alguien que es hábil en algo, un experto o perito.

Esta palabra se arma con yollotl, corazón; la ligadura tla que no se traduce, porque sería meramente un auxiliar; el verbo caqui, escuchar; y el sufijo ni, que normalmente se usa para designar un oficio (por ejemplo, cuicatl es canto, si le cambiamos el sufijo tl por ni, se hace la palabra cuicani, cantante. Pahtia es medicina, pahtiani, médico).

Entonces el significado literal de yollotlacaquini es “el que escucha al corazón” y el que escucha a su corazón es un experto, perito.

####